Opinió

Volvemos al homo erectus


  • Comparteix:

sergio.blazquez

Sergio Blázquez


Publicat: el 31/oct/19
Opinió| Columnes
PDF |

En estas últimas jornadas hemos visto como jóvenes radicales independentistas quemaban contenedores y vehículos en Barcelona, arrojaban piedras y objetos a las fuerzas y cuerpos de seguridad, etcétera. En resumidas cuentas, hacían el cafre.

Siendo esto ya grave de por sí, más preocupante todavía resulta que determinados colectivos, partidos o personas que escriben en medios de comunicación blanqueen esta violencia. Colectivos, partidos, o personas que hasta ahora habían hecho bandera de que el independentismo era un movimiento absolutamente pacífico se han dedicado a justificar una actitud inaceptable. Por lo visto retorciendo el lenguaje pretenden hacernos creer que la violencia no es violencia si no afecta a la integridad física de las personas... ¿Pensarían lo mismo si fuera su coche el calcinado o su establecimiento el desvalijado? ¿Llegado el momento justificarán también la violencia hacia las personas?

Parecía que después de los filósofos griegos, después de Roma, del humanismo y de las democracias modernas que nos han traído un estado del bienestar jamás vivido anteriormente, por fin habíamos llegado a un grado de civilización que hubiese desterrado definitivamente y sin subterfugios la violencia.

Pero por lo visto todavía los hay que pretenden retrotraerse al hombre de las cavernas. Volver a las hogueras y a tirar piedras versión 3.0 (con capucha y teléfono móvil), o por lo menos justificarlo cuando no aplaudirlo veladamente. Esa parece ser su propuesta. ¡Menudo avance!.

Y es que si algo tengo claro es que los desafíos que como sociedad vivimos, ya sean de ámbito regional o planetario, los resolveremos con el cerebro y no con las vísceras.

SERGIO BLÁZQUEZ és regidor de Cs



Comenta-ho a Facebook

OPINA

Identifica't per comentar aquesta notícia.

Si encara no ets usuari de Cugat.cat, registra't per opinar.

Avís important

Tots els comentaris es publiquen amb nom i cognoms i no s'accepten ni àlies ni pseudònims

Cugat.cat no es fa responsable de l'opinió expressada pels lectors

No es permet cap comentari insultant, ofensiu o il·legal

Cugat.cat es reserva el dret de suprimir els comentaris que consideri poc apropiats, i cancel·lar el dret de publicació als usuaris que reiteradament violin les normes d'aquest web.