Opinió

Sant Cugat. Una radiografía


  • Comparteix:

guillermo.vidal

Guillermo Vidal


Publicat: el 26/febrer
Opinió| Columnes
PDF |

El otro día leí un titular que decía que en un período de 20 años San Cugat había prácticamente doblado su población. En la actualidad alrededor de unas 90.000 almas moramos en este nuestro pueblo. A mí personalmente me parece una cifra más que respetable, pero, como me decía mi descendencia, tampoco hay para tanto: todos juntos no llenamos el Camp Nou. Visto así, efectivamente, nuestra población nada poco menos que en la insignificancia demográfica.

Tras semejante ejercicio de realismo, decidí continuar leyendo el artículo a ver qué más decía sobre el pueblo. Según los datos que el artículo iba desgranando, parece ser que, en San Cugat, seamos muchos o seamos pocos, se vive bien. Muy bien, leyendo las estadísticas. Rematadamente bien, según cómo miremos los números. En términos de renta per cápita éramos el octavo municipio de toda España (excluyendo País Vasco y Navarra). El octavo, se dice rápido. El octavo de toda España. Resulta que éramos ricos y no nos habíamos enterado.

Pero sigamos con eso de las cifras, que, como dicen algunos, no engañan. Pocas cosas son ciertas en la realidad. La Muerte es una de ellas. Otra son los impuestos. Y según los datos del IRPF, la base imponible del tributo correspondiente a los declarantes ubicados en San Cugat asciende en promedio a la nada despreciable cifra de unos 41.000,00 Euros. Es una cifra importante, qué duda cabe. Pero no es lo que se dice una cifra de 'rico' o 'millonario', no. Se parece más a un dato propio de la clase media. Está bien, pero tampoco es para echar cohetes.

Si profundizamos un poco más, después de impuestos, la renta disponible por ciudadano asciende a unos 23.000,00 Euros. Visto así, ya se ve que ricos, lo que se dice ricos, no lo somos. Tener esa cantidad en el bolsillo no es poca cosa, pero convendrán conmigo que lo que entendemos por 'millonario' incluye unos cuantos ceros más.

¿Y qué decir de nuestros hogares? ¿Hacen justicia a eso de ser el octavo municipio de España en términos de renta per cápita? La realidad es tozuda y los números indican que más del 50% de las viviendas tienen una superficie entre 0 y 90 metros cuadrados. O sea que, con carácter general, no vivimos en mansiones ni palacios. Parece que nuestras moradas son a mucho estirar de clase media de toda la vida.

Y un último apunte. En San Cugat había 2.567 personas en paro. De nuevo, habrá opiniones a cerca de si son muchos o son pocos, pero parece razonable suponer que, si somos un pueblo, el consistorio los conozca por su nombre y sus apellidos. Nadie debería ser dejado atrás y menos aun en el octavo municipio de España en términos de renta per cápita.

Ya se ve que esto de los números y los titulares da mucho de sí. Seguramente los guarismos debidamente ordenados en tablas y gráficos dicen más por lo que callan que por lo que reflejan. Nada sabemos sobre si disfrutamos de un adecuado número de plazas de preescolar, o de centros de atención primaria, o del nivel de la asistencia a la tercera edad. Yo creo que esto es lo verdaderamente relevante. En todo caso, San Cugat es lo que es fruto de las virtudes y defectos de sus habitantes y muy especialmente de los gobiernos municipales que a lo largo de los años se han hecho cargo de la gestión del pueblo. No sé qué dirán las estadísticas en 20 años. Quizás seamos más, quizás menos, ya se verá. A saber dónde estará San Cugat en esos rankings. Pero sí que me gustaría vivir en un San Cugat solidario, social y ecológicamente comprometido y donde las oportunidades sean iguales para todos. Me gustaría ver la radiografía de ese San Cugat algún día.

GUILLERMO VIDAL és membre del PSC Sant Cugat



Comenta-ho a Facebook

OPINA

Identifica't per comentar aquesta notícia.

Si encara no ets usuari de Cugat.cat, registra't per opinar.

Avís important

Tots els comentaris es publiquen amb nom i cognoms i no s'accepten ni àlies ni pseudònims

Cugat.cat no es fa responsable de l'opinió expressada pels lectors

No es permet cap comentari insultant, ofensiu o il·legal

Cugat.cat es reserva el dret de suprimir els comentaris que consideri poc apropiats, i cancel·lar el dret de publicació als usuaris que reiteradament violin les normes d'aquest web.