Accident d'un microbús a la Floresta amb vuit ferits lleus


  • Comparteix:

Moment en què els bombers rescataven els passatgers. Font: Bombers

Moment en què els bombers rescataven els passatgers. Font: Bombers

Un microbús de la línia L4, que passa per la Floresta, ha bolcat aquest dissabte en un terraplè quan esquivava un altre vehicle. Els vuit passatgers han resultat ferits lleus i han estat traslladats a Mútua Terrassa. El conductor també ha resultat ferit lleu i l'han atès a la Creu Roja de la ciutat.

L'accident ha tingut lloc aquest dissabte a dos quarts d'una del migdia a l'avinguda Verge de Montserrat de la Floresta. El microbús ha sortit de la calçada i ha acabat en un talús de tres metres. En el moment de l'accident, l'autobús estava ocupat per vuit passatgers, tres dels quals menors, i el conductor. Tots ells han resultat ferits lleus i han estat traslladats a l'hospital Mútua Terrassa.

Al lloc de l'accident s'han desplaçat 10 dotacions de Bombers per assegurar el vehicle, a més d'agents de l'Agrupació Defensa Forestal (ADF) i dues unitats del Servei d'Emergències Mèdiques (SEM). Una hora després, els cossos de seguretat han normalitzat el trànsit a la via.



Comenta-ho a Facebook

COMENTARIS

Hay que dar gracias porque este accidente ocurrido el día de hoy, no ha tenido consecuencias desastrosas. Dicho esto, hay que poner en evidencia que ha sido hoy como podía haber sido hace años o puede volver a ser mañana. La avenida (que no calle) Virgen de Montserrat es una vía peligrosa, tiene curvas, pendientes y rampas, con asfalto de mala calidad, mal peraltada y carente de aceras y aparcamientos. Todos estos factores hacen que esta vía tenga un índice de probabilidad de accidentes altísimo. Analicemos: es una vía muy transitada por peatones, pues es el camino a la estación de los ferrocarriles de la Generalitat para todos los vecinos de la parte de la Floresta de Pza. del Centro hacia Molins y Vallvidrera por Les Planes. Al no haber aceras, los peatones han de caminar por la calzada, ello origina que los vehículos hayan de desplazarse hacia el centro de la vía, invadiendo la mayoría el carril de sentido contrario al efectuar esta maniobra, siendo el caso que esa curva no tiene visibilidad y además tiene un pronunciado cambio de rasante, si entra un vehículo realizado una de estas maniobras de rebasar a un peatón y aparece otro vehículo circulando en sentido contrario, el accidente, de mayor o menor entidad, está garantizado. A esto hay que añadir otro factor que, en el lugar concreto del accidente de hoy, tiene también una gran importancia, otro de los factores enumerados: la falta de aparcamiento. Ello hace que los vehículos estacionen en la calzada y el espacio de circulación quede reducido a poco más de la anchura de un carril, por lo que los vehículos que circulan en sentido a Pza. del Centro ya van invadiendo el carril contrario cuando se acercan a la entrada de la curva donde hoy ha tenido lugar el accidente, a poco que venga otro vehículo en sentido contrario, es decir, hacia la estación, la situación comprometida ya está servida, si además, por el motivo que sea, dicho vehículo está cogiendo la curva de forma muy abierta, el accidente es seguro. El autobús suele coger esa curva muy cerrada, porque ya viene muy por el centro de la calzada a consecuencia de los vehículos aparcados en su carril. Hoy se ha encontrado con otro vehículo de frente. La imagen creo, puede estar clara en la cabeza de todos; volantazo a la derecha por parte de autobús para evitar la colisión, aún así se produce una leve colisión entre ambos vehículos, simultáneamente al volantazo, también frenazo del autobús, resultado: se sale de la calzada por su derecha. Al haber en este lugar un pequeño talud, necesariamente se produce la caída del autobús. Al turismo se le apreciaba el faro izquierdo roto, y una pequeña abolladura de la parte izquierda del morro, pero nada espectacular, es decir, tal como se relataba anteriormente una pequeña colisión. Dicho turismo se encontraba completamente dentro de su carril, lo que pone más de manifiesto que era el autobús el que entraba demasiado cerrado (giraba a su izquierda) en esa curva. Hace aproximadamente dos años que una farola situada justo encima del punto del accidente, fue derribada por la caída de un árbol y aún no ha sido reparada. Teniendo en cuenta que en invierno dicha curva está siempre completamente mojada y parece una pista de patinaje, ¡lo mejor que le puede pasar es que también esté corta de luz!, ¡por eso no se repara la farola!. Quizás esto forma parte de los recortes presupuestarios. Mientras que no se corrijan todas las deficiencias señaladas la ocurrencia o no de accidentes y su frecuencia es una mera cuestión de azar. En el tramo que señalamos es imperioso que se prohíba terminantemente el estacionamiento de vehículos. Ahora bien, no se dediquen Vuesas Mercedes del Ayuntamiento únicamente a enviar la patrulla a multar y hacer funcionar la grua, para recaudar más dinero, sin antes construir un aparcamiento municipal como es necesario y de la suficiente capacidad para las necesidades de La Floresta. Lo contrario sería lo de siempre, que La Floresta, con sus impuestos, siga financiando las mejoras de Sant Cugat centro pero continúe teniendo, por sólo poner un ejemplo, la que ahora nos ocupa Avda. Virgen de Montserrat tal como estaba hace 40 años cuando vine a vivir aquí si exceptuamos las farolas.

Maria del Carmen Freidias. Enviat el 3/set/11


OPINA

Identifica't per comentar aquesta notícia.

Si encara no ets usuari de Cugat.cat, registra't per opinar.

Avís important

Tots els comentaris es publiquen amb nom i cognoms i no s'accepten ni àlies ni pseudònims

Cugat.cat no es fa responsable de l'opinió expressada pels lectors

No es permet cap comentari insultant, ofensiu o il·legal

Cugat.cat es reserva el dret de suprimir els comentaris que consideri poc apropiats, i cancel·lar el dret de publicació als usuaris que reiteradament violin les normes d'aquest web.

Aconsegueix els vídeos de Cugat TV en DVD

Mira el catàleg de la Botiga de cugat.cat